Como hemos de saberlo, el color es la clave a la hora de crear un ambiente decorativo, así que vamos a conocer las características claves en un estilo vintage-moderno.

La base siempre para este tipo de estilo son los colores claros, siendo el blanco el ideal. El toque del estilo vintage se introduce con la delicadeza de los muebles y accesorios, en los que las tonalidades pastel son las principales.

Nunca se debe sobrepasar de tres colores. El toque es mezclar elementos de décadas pasadas, e incluso introducir elementos contemporáneos sin exagerar.

Remodela y adapta los interiores

En cuanto a la distribución interior se debe enfocar en superar las limitaciones originales pero se debe mantener una conexión completa del espacio  la implementación de colores vivos o materiales como la madera, el mimbre, la forja y el mobiliario estilo imperio son unas de sus muchas variantes. Es muy importante al momento de elegir los colores de la decoración  tomar en cuenta los tonos claros. En cuanto a muros los diseños estampados o diferentes texturas es lo que lo caracteriza.

La tendencia suele sustentarse de varios conceptos entre los más importantes podemos mencionar, la exclusividad, la historia y el estilo.

La tendencia Vintage-moderna es considerada un estilo elegante, con ciertas reminiscencias románticas, basado en objetos clásicos pero al mismo tiempo se utilizan objetos vanguardistas modernos. Cuando hablamos de la tendencia vintage pura se utilizan los accesorios antiguos y exclusivos de alto nivel, las cuales se renuevan y se combinan con otras más modernas de corte clásico.

vintage-moderno-a

Al momento de querer incorporar este estilo a nuestro espacio no es necesario de un gran cambio, basta con darle un toque con detalles pequeños, un buen ejemplo podría ser colocar unas lámparas art deco en las mesas auxiliares de la habitación dándole un estilo clásico y elegante. Aprovechar las paredes  intercalando piezas vintage podría ser una gran opción ya que estas son de un tamaño pequeño y nos dará la apariencia que está colocada al azar.

Este estilo se considera popular ya que mezcla lo nuevo con lo viejo y son las tendencias que están marcando al momento de diseñar interiores, se debe tomar en cuenta que debemos saber elegir las piezas para decorar, para no crear un ambiente muy cargado, un ejemplo claro podría ser una mesa de comedor moderna y geométrica, con sillas vintage o viceversa.

vintage-moderno-b

 

Ahora recordemos que el estilo vintage siempre se confunde con el estilo retro, lo cual es una gran equivocación porque en lo vintage encontramos piezas originales y  el estilo retro son piezas fabricadas actualmente pero con diseños basados en la época pasada.

Entonces introduce elementos clásicos en pequeñas cantidades como toques esenciales, siempre que mezcles piezas completamente antiguas con espacios modernos, así como también los colores pastel, ya que es una de las características fundamentales para darle el toque vintage-moderno a la decoración, utiliza algún tipo de estampado o serigrafía texturizada para resaltar el espacio y no recargues mucho el ambiente.

vintage-moderno-c

Por arquitecta: Mariana Malin

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *